STEC una pequeña gran oportunidad.

En búsqueda de mejorar mis habilidades y el seguimiento de cumplir mis sueños me aventuré en STEC (Science and Technology Entrepreneurship Camp), un campamento dirigido para jóvenes colegiales (Stephen y yo los únicos universitarios), con grandes aspiraciones a ser sus propios jefes (como ellos lo definen), pero sin dejar de la el impacto social.

Esta edición del campamento fue para muchos jóvenes su iniciación en la comunidad emprendedora de nuestro país, la cual es reducida pero con gran crecimiento en los últimos años, dedicado en especial para jóvenes de la zona sur de nuestro país.

Al revisar la agenda de la actividad observé que sus conceptos en gran medida eran de mi dominio, sin embargo gracias a su coordinador Cristhian Nuñez obtuve una beca para el mismo, dándome la oportunidad de lo que realmente era mi intención desde un inicio; conocer y motivar a todos esos chicos admirables aventureros desde edades tempranas.

Equipo STEC 2015

Equipo STEC 2015

El campamento se desarrolló mejorando las habilidades de comunicación de los chicos, durante la primera tarde-noche, con el temido elevator pitch con productos graciosos como lentes 4×4 y 4×2 y cuchillos sin filo. Esto fue de gran asombro para mí, al observar presentaciones de gran calidad.

El segundo día fue una sesión de casi 18 horas en lo que trabajamos aspectos de Lean Canvas Business (http://javiermegias.com/blog/2012/10/lean-canvas-lienzo-de-modelos-de-negocio-para-startups-emprendedores/), sobre proyectos ya con algún avance, en mi grupo fue desarrollado PRISMAT, (el proyecto de basurero inteligente que tengo con mi amiga cofundadora Francy Rojas), en el cual decidí recibir retroalimentación de los integrantes de mi grupo STEC (el cual fue el más unido, desde mi punto de vista).

El día domingo, día de las presentaciones se notó mucho esfuerzo por dar lo mejor de cada uno y explotar al máximo las capacidades, además cada uno deseaba mejorar en el trayecto de viernes a domingo en sus habilidades.

Por otra parte desde mi punto de aprendizaje, el campamento fue muy enriquecedor en el aspecto de la exposición oral ante una audiencia, debido a que pude practicar y sentirme en confianza con el equipo de trabajo.

No dejo de lado la admiración profunda que tengo hacia los muchachos que nos acompañaron al ser agentes de cambio a sus 15 casi 16 años; conocer chicos y chicas voluntarias, con proyectos de gran calidad, humildad y con grandes deseos de superación fue una de las experiencias de las que sin duda cambiarán mi vida.

Para ir cerrando, agradezco a la organización dentro de las que destaca el Centro Universitario Miravalles y la Embajada Americana, responsables de esta pequeña gran oportunidad.

Como reflexión final quisiera dejar la siguiente frase:

El éxito sólo se logra rompiéndote la madre… de otra manera serías un suertudo, no una persona exitosa.- Anónimo.

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s